El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Desde el centro de espiritualidad de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús en Montevideo-Uruguay, se destacan diversas actividades misioneras que nos llevan a reconocer la gran cantidad de rostros de hermanos nuestros en Cristo que nos hacen vislumbrar la grandeza y bondad de Dios para con todos.

Durante el año 2011 se realizaron dos misiones hacia el interior del país, al departamento de Treinta y Tres. Los misioneros, que participan de las celebraciones eucarísticas de nuestra iglesia, de grupos de lectura orante de la Biblia y por supuesto forman parte de la Familia ACI, volvieron muy contentos y renovados en la fe por haberla compartido con generosidad con la gente de la parroquia de El Salvador(Treinta y Tres) y las familias que los recibieron en sus casas con amabilidad y sencilla acogida fraterna de varios barrios de la ciudad.
Con más asiduidad se visita el Hospital Pereira Rossell que es un hospital pediátrico, puede decirse el más importante de Uruguay, que atiende gran parte de los niños que llegan a Montevideo desde todos los departamentos del interior del país. Asiste a la capilla una de las señoras que forma parte de la Familia ACI, desde hace ya muchísimos años, y varias señoras más que con su apoyo hacen que la capilla se abra para recibir a la gente que busca algo de compañía, alivio, y buscan sobretodo escuchar palabras de fe y esperanza.
La cárcel de mujeres es también un lugar privilegiado para el encuentro con hermanas en Cristo, que buscan ser libres y fuertes para seguir luchando por sus hijos, por su familia.

La fuerza apostólica de la Eucaristía diaria, la adoración y el compartir la fe hace que se pueda ir desarrollando el Carisma de la Reparación paulatinamente durante tantos años recorridos por nuestras hermanas aquí en Montevideo. Estas tres actividades que se mencionan, realizadas en el 2011: la misión en Treinta y Tres, la visitas pastorales al hospital y la cárcel son un signo del Reino, son una fuente de alegría y de encuentro con Dios en los demás.
Todavía quedan por mencionar el apoyo escolar en el Barrio Régulo, la acogida y servicio de la casa de Ejercicios, la promoción de los Ejercicios Espirituales, y muchas otras pequeñas acciones cotidianas que abren el camino,…. que nos ponen en camino con santa Rafaela para que más uruguayos conozcan y amen el Corazón de Jesús animados por estas palabras:

"Los pobres: ocúpate de ellos, cuando se ve la miseria de cerca se ablanda el corazón y se reconoce la bondad de Dios". (Santa Rafaela María)

Inés García, aci

Versión de artículo para imprimir
Todos los derechos reservados - Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús
Curia provincial: Montevideo 1372 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Te/Fax: 4812-1735